Como Se Llama El Piercing De La Oreja

El primero se conoce como el piercing que circunda el radical superior de la oreja. Al contrario, el Helix delantero se ubica a la misma altura, pero en la parte interior del cartílago. Es la perforación que se efectúa exactamente en el cartílago que hay encima del Tragus, de manera que atraviesas ese pliegue con el pendiente.

Se logra haciendo el orificio en la parte interior baja de la oreja y después se coloca un pendiente que rodea el exterior. Es lo más parecido a un aro y los tienes de un montón de labrados y tonos. Si disfrutas este piercing, tienes que saber que resulta uno de los mucho más dolorosos en tanto que se hace justo en el cartílago que está encima del trago, en la parte interna de la oreja.

Snug

Si piensas en hacerte un nuevo agujerito en tu oreja, estas líneas son para ti. Hemos hecho un desglose de todas las probables ubicaciones de ese nuevo pendiente que llevarás y el ejemplo de ciertas \’celebs\’ que lo lucen. Además, te proponemos nuevos diseños superchulos con los que te puedes hacer en el momento en que te retires el que te colocan al comienzo (y que debes llevar hasta que la perforación sane completamente). Son esos que se tienen la posibilidad de realizar en el lóbulo, la parte carnosa de la oreja. Cuántos te consigas hacer en esta zona depende de lo grande que sea en todos y cada caso.

Las infecciones y los rechazos de los piercings son sólo dos de los inconvenientes que tienen la posibilidad de suceder si los piercings no se hacen adecuadamente o si se cuidan durante el vado. Gracias a su posición en el cuerpo, los piercings en la cara y las orejas son más susceptibles a las infecciones. Corresponde al piercing con la barra roja en la foto de arriba está en exactamente el mismo pliegue que el piercing de la torre, justo entre el piercing de la torre y el piercing anti-trago. Está en la parte más interna, la parte del oído justo fuera del canal auditivo. El interior de la concha se perfora con un simple piercing, pero las ideas no se detienen ahí.

Conoce Los Diferentes Tipos De Pendientes Oreja

El piercing del lóbulo viene a ser el pendiente clásico clásico mientras que el piercing del lóbulo superior vendría a ser el “segundo agujero” de toda la vida. En ambos la perforación se realiza en la parte más carnosa de la oreja y por ello son los de más fácil curación. Además, puedes hacerte muchos piercings aquí como tu lóbulo deje, y posteriormente lograras emplear cualquier forma o cierre de pendiente puesto que la región se amolda de maravilla. Entre los piercing de cartílago, este se encuentra dentro de los grandes clásicos y se frecuenta ver prácticamente de manera recurrente, al igual que el piercing el lóbulo.

Idóneo para un anillo pequeño, pero un pequeño piercing en la barra asimismo podría ser una gran idea. La hélice de la oreja es la parte curvada en la parte de arriba de la oreja – La hélice significa “curva suave”. Como se muestra en la imagen de arriba; el piercing de la hélice se encuentra en la parte de arriba de la oreja, donde la oreja es la más encorvada. El piercing de hélice es idóneo para aquellos que procuran algo de estilo en el piercing de la oreja. Piercing Túnel | Madera Descubra nuestras dilataciones tipo túneles de madera de alta calidad. Estos pendientes son muy simples de poner, además de cómodos y con un ajuste perfecto a la oreja.

El cierre de rosca se utiliza en atentos pequeños para pequeñas o bebés ya que la tuerca evita que sobresalga el palillo y pueda incordiar, además son más bien difíciles de perder. Tal y como hemos explicado antes los pendientes son las joyas que van horadadas en lóbulo de la oreja, y donde existe una inmensidad de tipos, modelos, formas y tamaños que tenemos la posibilidad de utilizar. Pera ello la industria joyera ha debido desarrollar diferentes tipos de cierre para los atentos, y que ahora te explicamos su empleo y ventajas de cada uno. Los piercings tienen la posibilidad de ponerse en cualquier parte del cuerpo, estos son las ubicaciones mucho más extrañas y que posiblemente no sabías que te podías hacer una perforación.

Pendientes Con El Cierre De Rosca

Trata de poner el nuevo piercing con cuidado y sin forzarlo, de esta forma evitarás que se logre regresar abrir la herida y debas regresar a pasar por el desarrollo de cicatrización. Los atentos de aro son de los pendientes mucho más usado por sus múltiples posibilidades, ya que pueden ser varios tamaños, planos, con abalorios tipo Bali o con colgantes. Son un género de pendiente ligerísimo y que está de tendencia por su posibilidad de conjuntar con otros atentos en la misma oreja. Este tema es amplísimo con lo que lo vamos a dividir en los diversos tipos de atentos y piercings según la situación que ocupan en todas y cada una de las partes que forman la oreja. Es el \’piercing\’ mucho más grande que puedes ubicarte en la oreja.

Podríamos decir que se habla del más original en tanto que es un pendiente que se coloca de forma paralela al helix bajo por medio de dos agujeros. Puede ser algo difícil de poner, pero en singularidad es el mucho más top de todos. Se habla del que se hace, como su nombre indica, en el lóbulo de la oreja. Puedes hacerte uno, 2, cinco o aun ponerte dilatadores para ir agrandando ese orificio lo máximo posible.

Si te gustan los piercing en la zona del lóbulo, pero quieres algo más arriesgado y en fase de prueba, hay los piercing en el lóbulo transversal. Estos consisten en una larga perforación que va por todos lados del lóbulo a través del bordo inferior. Así, el resultado son dos perforaciones alejadas. La zona no suele dar problemas, pero la perforación es muy larga con lo que necesita de varios cuidados por semana. Hablamos de uno de los géneros de piercing en la oreja mucho más popular y estandarizado.

Se trata de una doble perforación que se hace en la parte de arriba del cartílago. Una barra de acero quirúrgico va de un lado al otro del cartílago superior y en todos y cada radical hay una perforación que lo mantiene. Al ser 2 perforaciones acostumbran a necesitar de bastante cuidados, pero como cualquier piercing de cartílago, con la perseverancia precisa no daría problema. Si te quieres llevar a cabo este piercing, tal vez quieras este otro producto de unCOMO sobre De qué forma curar un piercing industrial infectado. También va a haber imágenes de acompañamiento para los diferentes tipos de piercings de orejas, para que consigas tener una imagen clara el tipo de atentos que puedes utilizar para cada uno. Los piercings de oreja son el tipo de piercing corporal mucho más habitual en el planeta.

Estos atentos, como su nombre indica, tienen una longitud particularmente larga. Si te resulta interesante el planeta de los pendientes sin agujero te dejamos este enlace para que amplies la información sobre este tipo de atentos que están de moda, los earcuff. En el apartado previo vimos los diferentes tipos de piercings para la oreja, pero no solo en la oreja te puedes poner uno. Los piercings como hemos visto antes es una manera de adornar el cuerpo que han venido empleando cientos de tribus y culturas en todo el mundo, y por este motivo la pluralidad de perforaciones es enorme. Los piercings en el cartílago de la oreja son la opción mucho más demandada, puesto que es una zona que siempre está aparente y su perforación no es muy dolorosa.

Opuestamente a este, se encuentra el antitragus, el saliente que se encuentra enfrente, justamente encima del lóbulo. Varios de estos piercings; todos ajustados en el exterior de la oreja hasta el momento en que comienzan a golpear el cartílago. El piercing del lóbulo superior es otro piercing común y se hace eminentemente después del piercing del lóbulo estándar. El \’snug piercing\’ se perfora en el cartílago interior de la oreja, en la protuberancia vertical.

Los atentos de tuerca o de tornillo son de los mucho más más habituales y acostumbran a emplearse con cierta frecuencia en las pequeñas pequeñas. En estos, el perno que es el que une al pendiente con la tuerca, pasando por la oreja, se tapa por una tuerca sin que el radical del mismo sobresalga. Si ahora tienes cicatrizado el orificio y no muestras síntomas de inflamación, enrojecimiento ni infección, entonces ahora puedes proceder a mudar el modelo del piercing. Ten en cuenta que el proceso de cicatrización puede llegar durar hasta 1 año según la región donde este puesto.