Que Color De Zapatos Para Un Vestido Azul Cielo

En el post de el día de hoy os vamos a enseñar las diferentes posibilidades que nos ofrece un vestuario en azul marino, klein o cielo, tal como las diversas posibilidades dezapatos para vestido azulmás recomendadas esta temporada 2017. Ya conoces, en el momento en que no sepas con qué ponerte un vestido, sea azul, verde o multicolor, lo mucho más fácil es recurrir a un par de zapatos, botas o sandalias de color nude. No vas a fallar NUNCA y además de esto vas a hacer que tus piernas simulen mucho más largas.

Puedes ver aquí con más detalle qué zapatos combinar con un vestido azul. Si lo que buscas es un toque serio y profesional, debes combinarlo con unos peep toes, zapatos o sandalias de color negro. Los complementos, como el bolso o el cinturón,además tienen que ir en negro. Algo en lo que toda mujer piensa al momento de vestirse es en los zapatos. De esta forma sean zapatos de tacón, botines o unas cómodas sandalias, existen cientos y cientos de colores para conjuntar con perfección con un vestido azul marino. Mediante los años algo que fué, es y siempre y en todo momento será un tradicional es el color azul marino.

Que Color De Zapatos Le Queda A Un Vestido Azul Marino

Por su lado, el color azul klein o azul cielo también combinarán de manera especial con unas sandalias en negro y le aportarán a tu vestuario cierto formalismo. Comprendemos que el blanco combina bien con cualquier color, y el azul no iba a ser menos, en la medida en que es una de las mejores producciones con azul. Hay quienes se aferran a la iniciativa de que los vestidos no tienen la oportunidad de quedar bien jamás con complementos juveniles o de deportes, pero lo cierto es que unas zapatillas blancas con un vestido azul marino de tirantes quedan divinas.

Otro de los aspectos que podemos tomar en consideración en el momento de elegir nuestro zapato, es que si elegimos vestido y sandalias en un mismo color le vamos a dar continuidad a nuestro estilismo y conseguiremos vernos más estilizadas. Pero lo cierto es que en temporada estival y, dado que se llevan tanto los contrastes, en Denovas te aconsejamos que seas audaz y si la ocasión lo deja, apuestes al contraste y le pongas color a tus pies. Ahí tampoco hay dudas de que quedarán bien y a alargar las piernas.

Un vestido azul clarito se encuentra dentro de los más fáciles de combinar pero eso supone que todas y cada una lo acabemos llevando igual. Si tú asimismo estás fatigada de recurrir solo a los básicos, y aunque no pensamos descartarlos por nada del mundo, hay elecciones. Y no son exactamente mezclas inviábles ni estrafalarias, están muy bien pensadas y vimos muestras de ellas en el streetstyle de la última temporada, las alfombras rojas y los concretes de las influencers más buscadas… Siempre se ha comentado, una regla no escrita, que estos dos colores tan básicos juntos eran dos tonos imposibles.

También es una iniciativa increíble para explotar al máximo las características del corte del leño superior, que realza el escote y deja ofrecer una nota de lozanía al conjunto para que no resulte agobiante. Esta tampoco la habíamos visto venir y la verdad es que se convirtió en una de nuestras preferidas y es que los opuestos, como se frecuenta decir comunmente, se atraen. Reserva el naranja para pequeños toques, como el calzado o alguna joya.

que color de zapatos para un vestido azul cielo

Esto será escencial para que tu vestido de color azul obscuro no solo quede mejor con un acompañamiento de color claro, sino que te ayudará a mantener una temperatura corporal adecuada. Por servirnos de un ejemplo, los vestidos de tonos celestes monocromos están más enfocados a acontecimientos de gala, y precisan de unas pequeñas notas de blancos para que el conjunto sea apto para ocasiones mucho más divertidas. Por poner un ejemplo, los vestidos azul marino o azul oscurísimo casan perfectamente con el blanco, no solo en nuestro vestido, sino también en lo que se refiere a los conjuntos. Un nudo, una banda o un bolso blanco irá estupendamente bien en un atuendo donde el azul sea el personaje principal y rebajará el nivel de solemnidad.

Bolso

Un vestido azul marino combina con perfección con un sobretodo negro, en tanto que es conveniente utilizarlos por capas, y con accesorios en negro. En ambas opciones aportan armonía y elegancia al estilismo para lucir con looks de oficina y asimismo a la noche o celebración. Aunque algunas opiniones comentan que los zapatos dorados no son la mejor recomendación para vestidos azul eléctrico, si se escogen correctamente tienen la posibilidad de quedar perfectos. De esta manera que con el color plata, si optamos por el color oro, será necesario buscar un tono adecuado a fin de que no contraste demasiado y el resultado sea garrafal. El nude o color piel es uno de los colores que mejor mezclan con los vestidos azul eléctrico. Con unos zapatos de este color conseguirás que el traje resalte todavía más y sea el único y auténtico protagonista de tu indumentaria.

En un caso así, es simple, los complementos pueden ser del color que te apetezca ese día porque con el vaquero ya conoces que todo queda bien. Eso sí, como venimos diciendo es fundamental jugar con el contraste de estilos. ¿Se puede combinar un delicado vestido azul celeste con animal print?

Entre los elementos mucho más fáciles, pero siempre efectivos, de combinar un vestido azul, es recurrir a complementos en cobrizo. Y sí, es previsible pero viendo looks como este es que no podemos ponerle ni una pega. Una de las tendencias que prosigue presente es el estampado animal, en especial el print de leopardo. Un estampado impresionante que combina con perfección con un vestido azul marino clásico, aportando así un toque mucho más audaz y quitando seriedad al outfit. Su vestido azul de mujer combina el cuello redondo de las grandes piezas de la pasarela con unas zapatillas blancas deportivas que aportan una nota desenfadada al grupo, creando una combinación en especial llamativa pero que en absoluto desentona. De ahí que, su optas por un complemento blanco para tus días de verano, cerciórate de que cuenta con el espacio bastante como para dejar pasar el calor.

Tan solo una pulsera, en caso de que el vestido deje al descubierto alguna de las mangas, puede ser el contrapunto perfecto para este tipo de vestidos. El azul queda singularmente bien con pequeñas pulseras, anillos o collares de diamantes sutiles. Un vestido azul es prácticamente garantía de éxito, pero nunca está de sobra refinar ciertos detalles para poner la guinda al pastel.

De igual forma, si vas a combinarlos con prendas de vestir, mejor ofrecer protagonismo al azul con algún toque de naranja fuerte. Todos ellos tienen la posibilidad de generarnos la incomodidad de no comprender qué complementos son los que quedan mejor con el azul. A fin de que esto no te resulte ningún inconveniente, en unComo te contamos qué complementos emplear con un vestido totalmente azul. El color azul marino es un básico que jamás pasa de inclinación y, además de esto, aporta un aire bien elegante a la mujer. A medio sendero entre el azul celeste y el verde alga, el azul verdoso luce por coger lo mejor de cada casa para crear un tono único de enorme presencia. Dentro de extenso fantasma de los vestidos azules no podíamos pasar por prominente la oportunidad de que ese vestido sea de tejido denim que, la mayor parte de las veces pasa por ser azul.

El bolso en un rosa maquillaje hace el contraste justo con el vestido. Pertence a las mezclas más inopinadas que hemos encontrado pero asimismo entre las que nos resultan mucho más deseables exactamente por eso. Igual el detalle de los calcetines y el gorrito de lana te resulte excesivo para el día a día pero quédate con la idea del minivestido azul celeste con el abrigo de pelo colorado pues es original y favorecedora.